Pon Hygge en tu vida

Hoy en Shamanrites voy a hablaros de un término muy utilizado en la cultura danesa: se trata de “Hygge”. ¿la conoces? Me encanta esta palabra por lo que significa, vamos a descubrirla mejor.

Muchas veces soñamos con cosas grandes como hacer un viaje a un lugar exótico, disfrutar de un festival o vislumbrar una aurora boreal…(si, estoy tirando por lo alto desde luego) pero no hay que olvidar que hay cosas al alcance de nuestra mano que podemos hacer todos los días y cuando descubrí este concepto me sentí muy identificada porque, ¿a quién no le gusta sentarse frente a una chimenea mientras bebe una cerveza y lee su libro preferido? Eso es felicidad amigos míos, sentirse relajado, en paz y armonía, regalándonos un momento de hygge. La felicidad es cuestión de detalles y de disfrutar de los momentos cotidianos.  Os invito a sacar treinta minutos mínimo cada día para practicar el hygge. Lo notaréis en vuestras vidas, palabra de shamán 😉

¿qué es Hygge?

Hygge es un término utilizado por los daneses para definir el concepto de la felicidad que reside en lo cotidiano: puede ser una reunión con los amigos en casa o contemplar tu solo una puesta de sol. Hygge son muchas experiencias, momentos. Lo que importa es el disfrute de ellas: vivirlas en ese momento y no pensar en otra cosa más que en sentirlas.

El origen de esta palabra está en un término noruego que significa bienestar y se escribió en danés por primera vez en el siglo diecinueve. Se pronuncia algo así como”ju-ga”.
Hyggekrog es el nombre dado al rincón en el que vives y sientes el hygge.

Ejemplos de Hygge

Algunos ejemplos sobre lo que para mí significan Hygge son:

– Ropa, mantas y cojines que aportan comodidad, calidez y protección.
– Tener velas encendidas para dar al ambiente calidez y luz tenue.
– Libros sobre arte, mitología e historia.

– Objetos de materiales naturales o de artesanía: la madera, es lo que más me gusta.
– Una taza de té caliente o un vaso de vino especiado.
– Un trozo de bizcocho casero de naranja o porridge*.
– Para mí, cocinar también es hygge: me encanta preparar galletas de canela o empanada de espinacas.
– Música celta o folk sonando de fondo.
– Una reunión con los amigos en casa o en el campo.
– Ver un amanecer o atardecer.
– Excursiones a parajes naturales o visitar un lugar histórico.
– Olvidarme del móvil y el reloj por un rato.
– Ver una película y comer palomitas.

El libro

Existen varios libros acerca del Hygge, pero sin duda el más famoso es el que ha escrito Meik Wiking, director ejecutivo del Instituto para la Búsqueda de la Felicidad de Copenhague: “Hygge. La felicidad en las pequeñas cosas”. En este libro encontraréis diseño, recetas, estadísticas y sobre todo mucha información acerca del estilo de vida en Dinamarca. Es muy fácil de leer, su tamaño lo hace cómodo de llevar y la edición está muy cuidada: fotografías, ilustraciones, infografías…

Conclusión

Hygge no tiene traducción, ni quiero dársela, cada uno siente este fenómeno de forma personal. Para mí, entre otras cosas es tumbarme en la cama debajo de las mantas escuchando música y leyendo un libro en una estancia acogedora con algunas velas y tomando un té calentico sabor a canela y otras especias…resumiendo, diría que es estar “a gustico” como decimos en La Mancha Manchega.
Y para tí, ¿que es Hygge?

El porridge* es un plato típico de Irlanda y las Islas Británicas similar a las gachas. Yo lo preparaba a los niños cuando vivía en Dublín. Es muy fácil de hacer, solo necesitáis copos de avena, agua o leche y azúcar o miel.

Para saber más:

http://www.happinessresearchinstitute.com/

You may also like

Leave a comment

SHAMANRITES UTILIZA COOKIES Esta página requiere cookies. Si continuas navegando, entendemos que aceptas el uso de cookies (aunque estamos seguros de que preferirías hidromiel). Más info en Política de cookies. ACEPTAR
Aviso de cookies

¿Te unes al Clan del Ciervo?

Suscribiéndote conocerás los descubrimientos de Shamanrites de primera mano y recibirás promociones exclusivas. Respetamos tu privacidad y te llegará lo justo y necesario que te interesa. ¡Palabra de chamán!

Bienvenido al Clan del Ciervo