Glendalough: el valle de los dos lagos

A 52 kilómetros de Dublín descansa entre piedras y agreste vegetación Glendalough. Se trata de un lugar que expresa la belleza y espiritualidad de Irlanda al mismo tiempo que cuenta su historia. Glendalough tiene ahora un merecido descanso si tenemos en cuenta que ha sido saqueado por los vikingos y devastado por el fuego.  Además, en el año 1398 cayó en manos de los normandos. Hace siete años que visité este lugar y voy a aprovechar la oportunidad para contarte un poco sobre este sitio.

glendalough foto antigua

Un enclave de naturaleza espiritual

La historia comienza hace miles de años en plena Edad de Hielo, pues aunque Glendalough como conjunto monástico no nacerá hasta el siglo VI, el enclave ha sido creado por los espíritus de la naturaleza que pueblan Ériu* en forma de río, arroyos, corrientes fluviales.

Glendalough es el valle glaciar que en la última glaciación conquistó las Montañas de Wicklow gracias a la ayuda del elemento agua. El río Poulanass, que se sumerge en el valle desde el sur, creó el delta que dividió el lago original en dos: lago Superior e Inferior. La fértil cuenca del valle baña la tierra desde el puerto de Wicklow Gap hasta la localidad de Laragh. Glendalough, el Parque Nacional de las montañas de Wicklow, es más que naturaleza, vida, espiritualidad: es un lugar a treinta minutos de Dublín en el que vais a sentir la misma paz y tranquilidad que San Kevin y entenderás porque eligió este lugar para meditar.

Glendalough: el valle irlandés de la meditación

¿Por qué este valle se convirtió en uno de los lugares más visitados? Su admirable naturaleza y espiritualidad conquistaron el corazón de un joven monje llamado Kevin, que llegó al valle en el año 498. Decidió convertir el valle de los dos lagos en su hogar y se instaló en una tumba de la Edad de Bronce, cerca del lago Superior. Kevin permaneció allí durante diez años dedicándose a la meditación, en soledad, habitando el valle junto a sus amigos de fauna y flora.

Sucedió que la gente conoció su historia y comenzó a visitar Glendalough para descubrir el estilo de vida de Kevin basado en la convivencia con la naturaleza y la meditación. Así, Glendalough se convirtió en un importante enclave de peregrinación cristiana dando lugar a un asentamiento que creció a gran velocidad. Como resultado, en el siglo IX se convirtió en el primer centro monástico irlandés gracias a su fundación en el siglo IV a cargo de San Kevin. Todavía hoy, Glendalough sigue siendo uno de los lugares más visitados de la Isla esmeralda. Como has visto hoy aquí, cualidades no le faltan.

El conjunto monástico de Glendalough

Los bosques de Glendalough es el fondo perfecto para la escena que contemplamos. Vemos un valle al que se superponen la prominente torre circular de 30 metros, destacable icono de este lugar. Además, tiene un edificio de entrada, una catedral, una granja y varias iglesias y casas.
Corre el año 570 y Kevin se convierte en primer abad del monasterio. Llevó a cabo esta responsabilidad hasta su muerte en el 617. A pesar de haber legado su esfuerzo a un gran grupo de frailes no pudo evitar que los vikingos saquearan Glendalough. Cosa que sucedió hasta en cuatro ocasiones entre los años 775 y 1071. El enclave del valle es un arma de doble filo. Su aislamiento le confiere a sus habitantes una tranquilidad acorde a los requerimientos del espíritu pero daba a los enemigos ventajas inigualables.

El desenlace de un valle conquistado

Hubo otras personas que tomaron las riendas del monasterio. Uno de ellos es San Lorenzo O’Toole, santo patrón de Dublín. Lo que caracteriza al abad O’Toole es que conservó la costumbre de regresar a la salvaje espiritualidad de la naturaleza. Cada cuaresma se retiraba a una cueva conocida como St Kevin’s Bed durante cuarenta días. La cueva no se puede visitar, porque en la actualidad está cerrada al público…una pena.
Otra de las personas que ayudó al renacer del monasterio fue el abad St. Laurence O’Toole, arzobispo de Dublín desde el año 1162. Pero a pesar de todo el esfuerzo, los anglonormandos saquearon Glendalough de nuevo, sin mirar atrás nunca más. Hoy en día es uno de los lugares más visitados de Irlanda. Cada año, alrededor del 3 de junio recibe las romerías que comenzaron gracias a San Kevin y su ferviente devoción.

glendalough lago

En el lago Superior de Glendalough

En la entrada de Glendalough, este gaitero tocaba canciones irlandesas

 

Si has disfrutado descubriendo Glendalough, te invito a leer sobre Tlachtga, un lugar a 12 millas de la colina de Tara, donde nació la Fiesta celta de Samhain.

Ériu: Antiguo nombre de Irlanda

You may also like

Leave a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web usa cookies propias que tienen una finalidad funcional y cookies de terceros (tipo analytics) que permiten conocer sus hábitos de navegación para darle mejores servicios de información. Para continuar navegando, es importante que acepte su uso. Puedes cambiar la configuración, desactivarlas u obtener más información. Política de cookies. ACEPTAR
Aviso de cookies