El trisquel, símbolo celta de evolución y espiritualidad

El Trisquel es símbolo de la cultura celta representado gráficamente formando tres líneas espirales unidas en un punto central que puede ser circular o triangular y simboliza la evolución y transformación del ser. Se atribuye a los Druidas como símbolo sagrado y hace referencia al tres, número de gran importancia para los celtas. Simboliza la evolución, el aprendizaje y el crecimiento además del equilibrio entre el cuerpo, la conciencia y el espíritu. En el Castro de Santa Tegra (castro galaico y sitio arqueológico situado en Galicia) el trisquel aparece tallado en numerosas piedras.

Castro de Santa Tegra

Trisquel: representación visual de los tres elementos

En la cultura celta, el tres es un número de gran importancia y poder. Representa la triada, la unión de los tres elementos de la naturaleza que serian la tierra, el agua y el aire. Los celtas es una cultura muy unida a la naturaleza, como ya sabemos. El número tres también aparece en las leyendas y deidades como Morrigan, representante de las tres fases de la mujer: doncella, madre y anciana. Además, forma parte de la diosa triple junto a Badb y Macha.

El tres es también el camino que recorremos en el ciclo de la vida: nacimiento, muerte y reencarnación, ya que los celtas daban una gran importancia al mundo subterráneo, lugar donde moran los difuntos, cuya alma gozaba de inmortalidad.

trisquel

 

Etimología de la palabra trisquel

El Trisquel también es conocido como trikele o triskelion. La palabra trisquel proviene del griego triskelés τρισκελής y su significado es “tres piernas”, del prefijo “τρι-“( tri-) tres veces y “σκέλος” (skelos) pierna (aunque también se dice que puede provenir del bretón: tri = tres y askell = alas). Es común en toda Europa además de haber aparecido en numerosas culturas como las pertenecientes a extremo oriente entre otras, por lo que se dice que se transmitió entre las culturas celtas nómadas. Lo podemos ver representado en lugares como Newgrange, yacimiento arqueológico y  pasaje funerario situado en el condado de Meath, Irlanda y es un elemento muy característico en el arte céltico de la cultura La Tène de la edad de Hierro.

 

Origen del símbolo de tres piernas

Una antigua leyenda celta nos cuenta que el psicopompo ( guía de las almas de los  muertos hacia la ultratumba) y dios del mar y las aguas, Manannán Mac Lir, se transformó en tres piernas para rodar colina abajo y así derrotar a los invasores que se querían apoderar de la Isla de Mann.

Este símbolo de tres piernas aparece en el escudo de dicha isla y también con la cara de medusa en medio y con tres espigas en el escudo de Sicilia, Italia.

En la fotografía puedes ver la estatua dedicada al dios Manannán Mac Lir. Está situada en el condado de Derry, Irlanda mirando hacia el estuario del río Foyle.

Manannán Mac Lir

 

El trisquel como amuleto

Para los celtas, el trisquel simboliza la evolución del ser y el crecimiento tanto personal como  espiritual. Es la unión equilibrada del cuerpo, la mente y el espíritu. Sus brazos curvos transmiten la idea de movimiento rotatorio (símbolo visual del recorrido que se creía del sol y evolución de la naturaleza y el ser).

Para los druidas es el aprendizaje y la tríada del tiempo: pasado, presente y futuro. Ellos eran los únicos portadores del trisquel. Les daban un uso de talismán para afrontar la enfermedad, curar heridas y bajar fiebres. Es un símbolo que abre la puerta al otro lado, y los druidas meditaban al observarlo para alcanzar paz interior. Al parecer, llegaban a estados de conciencia en los que se alejaban de lo material para reconocer la espiritualidad y comunión con la naturaleza, centro de la filosofía celta. Lo grababan en piedra, madera o lo dibujaban en el suelo de los bosques.

tetrasquel

El tetrasquel, variación del trisquel

El tetrasquel es un símbolo similar al trisquel, con la diferenciación de que posee un brazo más. En el norte de España es llamado Lauburu (significa cuatro cabezas) y se considera un símbolo solar. Si aparece con los brazos en sentido hacia el Oeste se considera un símbolo de vida. Si de lo contrario está dirigido hacia el Este, su simbología es la de la muerte. Lo podemos ver con frecuencia tallado en las piedras de las casas y molinos del norte de España. Se utiliza como protección contra los extraños o diablos, para salvaguardar las reses o cosechas del mal. Hoy en día los lauburus se siguen esculpiendo en las fachadas de algunas casas como hace siglos. En caso de que aparezca con seis, nueve, doce o más brazos, se le llama esvástica flamígera.

Si te interesan los símbolos, descubre El Vegvisir, símbolo mágico de la antigua islandia.

 

You may also like

Leave a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web usa cookies propias que tienen una finalidad funcional y cookies de terceros (tipo analytics) que permiten conocer sus hábitos de navegación para darle mejores servicios de información. Para continuar navegando, es importante que acepte su uso. Puedes cambiar la configuración, desactivarlas u obtener más información. Política de cookies. ACEPTAR
Aviso de cookies
shamanrites, incríbete para saber más acerca de civilizaciones antiguas y mitología.

¿Te unes al Clan del Ciervo?

Suscribiéndote conocerás los descubrimientos de Shamanrites de primera mano y recibirás promociones exclusivas. 

Bienvenido al Clan del Ciervo