Zero waste: un movimiento sostenible

Zero waste. La primera vez que leí este término no me dijo mucho la verdad, no sabía a qué se podía estar refiriendo. ¿Residuo cero? a lo mejor tiene que ver con reciclar todo. ¿O se trata quizás de un boicot a algunas multinacionales no comprando ahí? Por el tema del plástico, ya sabéis: tooodo lleva muchísimo plástico. La cosa es que no despejaban demasiadas dudas. Así pues, arrastrada por mi naturaleza curiosa, me puse a investigar.

Igual pensáis que el zero waste no tiene nada que ver con la temática general del blog. Puede que la mitología, el folklore, el arte…no estén conectados con el zero waste. Pero sí escribo aquí sobre ello, es porque importa, al menos a mí me importa y le veo relación. Creo que debemos concienciarnos con el medio ambiente, la naturaleza, los bosques, el mar, los ríos. Todo ello es vida y hoy en día, estamos menos conectados con ella. Vivimos en una sociedad de usar-tirar donde todo es desechable y fácil de sustituir. Ya os he hablado de la importancia que tiene la naturaleza en las sociedades antiguas como las celtas y nórdicas. Es algo de lo que sin duda, tenemos que concienciarnos y aplicar a nuestras vidas.

¿Qué es el zero waste?

EL zero waste es un movimiento que consiste en no generar residuos. Está enmarcado dentro del concepto de economía circular. Algunas de las cosas que defiende es evitar el plástico ya que tarda muchísimo tiempo en degradarse y contamina un montón. Para ello, defiende la idea de consumir menos y de forma responsable, comprar a granel o productos libres de packaging y envoltorios innecesarios.

Origen del movimiento cero residuos

El zero waste es un movimiento relativamente actual, ya que nació en el año 2008. La precursora de esta forma de vida es la francesa Bea Johnson.

“Por definición, cuanto menos tienes, menos hay que almacenar, limpiar y mantener”

Bea Johnson

 

Bea Johnson defiende que el ciclo de vida de un producto, debe ser:

  • Rechazar: decir no a aquello que no necesitamos de verdad.
  • Reducir: compra solo lo que necesitas realmente, no adquieras productos sin utilidad.
  • Reutilizar: las cajas, bolsas, botellas, tarros: nos sirven para varias veces, los podemos reutilizar para más de una vez.
  • Reciclar: si tienes cosas que no vas a utilizar, antes de tirarlo a la basura, ponlo en un sitio aparte para echarlo al reciclaje.
  • Compostar: los desechos orgánicos como cáscaras de frutos secos o piel de la fruta pueden incorporarse al ciclo si compostamos. Una de las formas es utilizarlos como abono para plantas.

Como intento llevar una vida más sostenible

Yo reconozco que estoy muy lejos de vivir a lo Zero Waste pero desde que descubrí este movimiento en verano de 2016, intento hacer lo que puedo. Principalmente trato de comprar solo lo que de verdad necesito y evito los plásticos. Os cuento a rasgos generales cuales han sido los cambios que he incluido en mi día a día.

Los indispensables del Zero Waste

En cuanto empecé a investigar un poco el zero waste, encontré multitud de videos y artículos que mostraban cuales eran “los indispensables” por así llamarlo. ¡Parece ser un rito de iniciación en este mundo! El caso es que estos compañeros de batallas como yo los llamo, son las cosas que llevas encima para que evites el plástico. Y vaya que si se usan… son los siguientes:

  • Bolsa de tela
  • Botella de vidrio rellenable
  • Termo o taza

Yo al menos, los utilizo todos los días. Estoy en la oficina y voy a beber agua, pues en lugar de un vaso de plástico, utilizo la botella. Que quiero tomarme un té, pues utilizo mi taza reutilizable. Que voy a comprar: echo mano de la bolsa de tela para evitar las bolsas de plástico.

mi taza de fibra de bambú

Taza para llevar de fibra de bambú

Tazas para llevar o termos

La taza que utilizo es de fibra de bambú biodegradable y me está dando buen resultado, la tengo ya casi tres años. Se ha llevado algún que otro golpe porque la llevo en el bolso casi siempre y está intacta. La compré en Ecoffeecup.

Taza forma de cuerno

Té y libro: plan perfecto

También tengo otra taza portable con forma de cuerno, la podéis ver en la foto. Es de Goat Story. El material es libre de BPA.

Ya sabes, si quieres evitar desechar vasos de plástico y papel,(de estos últimos, solo el 99% son reciclados) utiliza un termo o taza para llevar. Hay multitud de opciones en el mercado.

mis compañeros zero waste de batalla

Mis compañeros zero waste de batalla

Botella para el agua

En cuanto a la botella, la mía es de vidrio y lleva una silicona protectora alrededor para protegerla y también me está dando buenos resultados. Podéis encontrar mucha variedad en el mercado de este tipo de botella. Yo la compré Natura.

Además, si llevas encima agua, te mantendrás siempre hidratado/a 🙂

Bolsa de tela

La bolsa de tela es un regalo de mi amiga Natalia, me la trajo del museo de barcos vikingos (Vikingeskibsmuseet). También utilizo la de Shamanrites, por supuesto.

Puedes elegir el material que más te guste, color, tamaño…es muy útil.

bolso de tela Shamanrites

bolso de tela Shamanrites

Ropa y calzado

La verdad es que compro poca ropa, y cada vez menos. Me di cuenta hace tiempo que siempre termino eligiendo las mismas prendas, que son las que me hacen ir cómoda. Tengo bastante ropa de segunda mano y también “heredada”. Antes de comprarme algo, me lo pienso mucho y trato de mirar bien la composición para asegurarme que esta prenda va a estar mucho tiempo conmigo. ¡Ah! y me tiene que gustar mucho 🙂

Aseo y cosmética sostenible

En el tema del aseo, la cosa puede ser más complicada por los problemas que pueda tener por alergias cutáneas, por ejemplo. Según se vaciaban mis envases plásticos decidí tirarme a la piscina: me compré muchas cosas sin envase: gel, champú, suavizante del pelo y fijador en pastilla. Con algunos me costó más acostumbrarme pero con el tiempo, me he hecho a ellos. Además, he notado ahorro. Aunque en principio el desembolso es mayor, a la larga cunde más porque estos productos no están diluidos en agua. La cantidad que utilizo es más pequeña.

higiene y zero waste

Higiene y zero waste

Para hidratar la piel del cuerpo utilizo aceite de coco. También lo utilizo para desmaquillarme, junto a estos “pods” de tela a partir de algodón orgánico.

higiene y sostenibilidad

Higiene y sostenibilidad

El desodorante: la verdad es que también lo compré en pastilla y lo voy alternando con la piedra de alumbre. No dejan perfumes ni manchas, que es lo mejor, y no llevan tóxicos.

El peine: cuando tuve que comprar peine, me decidí por el de madera. No solo porque evita encrespamiento y electricidad sobre todo en cabello rizado como el mío. Además es un material orgánico y se descompone en 2 o 3 años.

Maquillaje: lo cierto es que no me maquillo mucho y cuando compro productos, intento que los envases sean reutilizables o sin plástico. Como veis en las fotos, los pinceles son de madera y los envases son de cartón.

cosmética sostenible

Cosmética sostenible

Cocina y alimentación sostenible

Llevar el zero waste a la cocina es bastante más complicado: todo lleva plástico. Cuando te das cuenta, el cambio en tu mente es brutal: antes no me daba cuenta y ahora veo que estamos rodeados de plástico. Sinceramente, no sé en que están pensando algunas compañías. En muchas ocasiones, ese plástico es innecesario. Comprar a granel es una opción, o llevar bolsas de tela o de malla para la fruta.

infusiones a granel zero waste

Infusiones a granel

Blogs de Zero Waste que sigo

Hay muchos blogs de Zero Waste que están genial, pero yo os digo cuales son los que a mí me gustan:

Cualquier gesto cuenta

¿Es un modo de vida difícil? Claro que sí, por qué nos vamos a engañar. Todo viene con envoltorios aunque a veces no sean ni necesarios. Plásticos, cajas, embalajes varios para la comida y la cosmética. No olvidemos tampoco la obsolescencia programada. Está a la orden del día y la sufrimos en todo tipo de productos: desde ropa y calzado a bombillas pasando por teléfonos y ordenadores. Vivimos en un mundo de usar-tirar constante.

Pero aunque este movimiento sea complicado dado el ritmo y las costumbres que cada persona ya tiene, todos podemos aportar algo. Somos libres pero también somos responsables y al menos deberíamos concienciarnos y saber que existe un problema. Por eso desde aquí, te invito a colaborar en la medida que puedas. Puedes cambiar muchas cosas con tan solo llevar una bolsa de tela encima cuando vayas a comprar, o adquirir a granel algún producto o llevar una botella al trabajo para evitar los vasos de plástico. Hay cientos de obras cotidianas que hacemos sin pensar y todas tienen un efecto posterior. Cualquier gesto cuenta.

Si tienes dudas o algún consejo, deja tu comentario, estamos aquí para aprender y ayudarnos entre todxs.

You may also like

Esta web usa cookies propias y de terceros (tipo analytics) que permiten conocer tus hábitos de navegación para darte mejores servicios de información. Para continuar navegando, es importante que aceptes su uso. ACEPTAR
Aviso de cookies