Marcapáginas folk

El origen de Shamanrites

Hace unos meses os pregunté por Instagram si os interesaba que os contara la historia de Shamanrites o mis fuentes de inspiración y ganó el primero ¡así que allá vamos! aunque he de decir que sobre inspiración también me gustaría hablaros y espero hacerlo pronto 🙂

El principio del principio: la semilla de Shamanrites

Así es, chamanes: hoy os voy a contar una historia diferente, el origen de Shamanrites, de qué forma nació tal y como lo conocéis.

(Por si acabas de llegar, me presento: me llamo Silvia y escribo en este blog desde 2015 sobre temas referentes a mitología, folklore, paganismo, … eres más que bienvenid@ aquí 🙂 toma asiento y disfruta.)

Un poco de creatividad y artisteo

Para poneros en contexto os tengo que explicar cosicas sobre mi formación académica y demás, prometo intentar ser breve 🙂

Empezaré por cuando estudié Bachillerato de Artes en la modalidad llamada «Diseño y Artes Aplicadas». Algunas de mis asignaturas eran fotografía, dibujo técnico, volumen, dibujo, pintura, historia del arte. Fueron dos años maravillosos en mi vida porque estaba haciendo cosas que me encantaban y conocí a gente con las mismas pasiones que yo. Tengo muy buen recuerdo de esa época, la verdad. ¿Y a qué viene ésto? ¿qué tiene que ver? pues mirad, al final las inquietudes que me han motivado a empezar este proyecto, mi amor por el arte y la búsqueda de su conexión mágica con lo más profundo del ser humano: la espiritualidad. El arte es un medio para expresarnos y con el lenguaje visual comunicamos nuestro yo interior que al fin y al cabo son símbolos de la naturaleza humana, un imaginario colectivo.

El folkore llegó a mi vida para quedarse

En los años del Bachillerato entré en contacto con la mitología, el folklore, etc a través de libros y música: bandas como Korpiklaani, Amon Amarth, Finntroll y libros de fantasía de Tolkien, Salvatore así como de cuentos de hadas, leyendas… que beben de todas estas fuentes de inspiración (muy epic todo XD). Estos temas me inspiraban y motivaban en mis proyectos de pintura y fotografía.

Además de es esto, dedicaba mis ratos libres a aprender a hacer ropa. La cosa nació un poco por necesidad: me encantan las camisetas de grupos y como las de chico no me quedaban bien, (modo saco de patata on porque eran gigantes) las apañaba parra ajustármelas a mis medidas. También me encantaba el rollo gótico y en aquel entonces no había tanta facilidad de comprar online ni tenían precio asequible estas prendas, ni mucho menos variedad. Así que, muy valiente yo, me decidí a comprar terciopelos y demás telas requetebonicas y hacerme yo mis diseños. Los dibujaba, me hacía mis patrones y los cosía a mano. Lo de aprender a coser a máquina y compra una vino unos años después.

Mis abuelas me enseñaron a dar mis primeras puntadas y poco a poco fui probando más piezas de indumentaria. Mi armario poco a poco se fue llenando de re-diseños de camisetas de bandas, faldas, blusas, vestidos, corsés… y para mí el tiempo pasaba sin darme cuenta, lo disfrutaba una barbaridad.

 

Un poco de turisteo pa acá y pa allá

Cuando terminé los dos años de Bachillerato, no tenía opción de seguir formándome en diseño ni arte, ya que en mi ciudad (Albacete) no había entonces ninguna Escuela/Universidad de estas disciplinas y por temas económicos tampoco podía irme a otra ciudad, por lo que me decanté por estudiar un CFGS de Turismo y después la carrera en la UNED. No era artisteo pero las asignaturas me gustaban mucho, sobre todo geografía y sociología. Aparte siempre me han gustado mucho leer sobre leyendas y etnografía y me empapé bien de esos temas, sobre todo en referencia a Castilla-La Mancha.

Al cabo de unos años me salió la oportunidad de trabajar en Dublín de Aupair gracias a una compañera de trabajo (en esos tiempos trabajé varios años en una tetería preparando tés y shishas, de ahí que me gusten tanto las cosas relacionadas con tés y propiedades de las hierbas, jeje) y allí que me fui: rumbo a la isla Esmeralda.

 

Tierra de leyendas celtas

Allí entré en contacto de pleno con el folklore irlandés y fui aprendiendo más sobre la cultura celta. Dio la casualidad también que conocí a personas muy metidas en la escena folk metal de allí y que además se dedicaban a la ilustración celta. Eso me removió a mí el gusanillo  y claro, me motivó a volver al camino de la creatividad.

Cuando volví a España tenía claro que, aunque Turismo me había servido para aprender mucho sobre mi tierra culturalmente hablando, quería formarme en diseño gráfico porque era mi profesión soñada y no sabéis lo feliz que fue el momento en el que di el paso. Además, en mi ciudad ya habían abierto un par de años antes la Escuela de Arte: ¡era el momento de hacerlo! Fueron tres años duros pero también aprendí mucho y cuando llegó el momento de hacer mi proyecto final decidí crear mi marca de indumentaria. Quise aunar mi pasión por la costura con el diseño gráfico. No me compliqué con el nombre XD porque lo llamé Silvia Salas. Tal cual XD y el símbolo del ciervo con la letra ese, nació aquí. Como es obvio (porque se nota a la legua) diseñé mi logotipo inspirado en las iniciales decoradas de la Miniatura Insular como las del Book of Kells. 

 

 

(Si quieres saber más sobre el proceso de diseño de la Identidad corporativa de Shamanrites, te lo cuento aquí en un par de pinceladas.)

Después hice cursos de diseño de moda en IED Madrid online y tuve el gran honor de ganar una beca para hacer un workshop presencial con Leyre Valiente en Madrid. Seguí diseñando ropa y cosicas para el día a día como tazas, vasos, collares, cajas de madera… inspirados en mitología y folklore  pero no me daba para comer XD

Vuelvo al turisteo pero poco, y me centro en mi propósito

No pude continuar con la marca y estuve trabajando un tiempo en el sector turístico y viviendo en otros lugares como Londres y Toledo hasta el 2015. Habían sido años complicados donde no encontraba mi sitio y sentía que algo tenía que cambiar.

Entonces decidí formarme en marketing donde aprendí cosicas de blogging y rrrss. Aquí es donde cambié el nombre a Shamanrites y creé este lugar, para enfocarme en compartir mis experiencias, aprendizajes, viajes, historias… un poco como terapia y también para ayudar a personas que como yo, tienen las mismas motivaciones e inquietudes. Al fin y al cabo Internet es un lugar para eso: compartir y aprender unos de otros, un concepto que a priori me anima a escribir. Y en este momento comenzó Shamanrites tal y como lo conocéis: un espacio donde escribo sobre mitología, folklore, simbología, naturaleza, etc.

Marcapáginas folk

Trabajar los miedos y superarlos para que no nos bloqueen en la vida

Pero en este punto yo he contaros que me ha costado mucho compartir mi trabajo. Por pensar que a ver a quién le iban a interesar mis movidas, o sentir que estaba exponiéndome al mundo y a ver para qué. O si tenía algún sentido compartirlo, que quizás sería mejor guardarlo para mí y ya. O si merecía la pena invertir todo este tiempo y dinericos, porque un blog necesita amor, pero también conlleva un gasto en alojamiento y dominio por ejemplo, pero también tiempo, muchíiiisimo tiempo. Muchos «y pa qué» en mi vida, en serio.

Me ha costado muchísimo trabajar mis sentimientos acerca de si compartir estos contenidos o no. De hecho hasta finales del año 2020 no publicaba apenas por rrss pero con eso de estar encerrada en casa por ya sabéis qué, hice uso de las rrss para salir de la madriguera. Necesitaba comunicar, expresar mis inquietudes: me lo pedía el cuerpo. Y estoy contenta aunque haya pasado mucho miedo pero la recompensa ha sido conocer personas geniales y estupendas que me apoyan y ayudan a ver que merece la pena seguir mi camino.

Si tienes dudas en hacer tu blog o no, sin duda te animo a que pruebes. Si no lo haces, siempre te quedará la espina de haberlo intentado. Para mí, Shamanrites ha sido en muchas ocasiones una especie de terapia por así llamarlo, un refugio o madriguera. Porque me ayuda a superarme a mí misma, a seguir aprendiendo y creciendo como persona. Hoy por hoy, no me arrepiento en absoluto.

Shamanrites, ¿por qué llamé así a este proyecto?

En cuanto al nombre, ¿por qué Shamanrites? hay una teoría la cual afirma que el chamanismo es el origen del arte y esa unión de lo espiritual del ser humano con lo artístico, que por cierto podéis encontrar en el libro «Los chamanes de la prehistoria» de Jean Clothes y David Lewis-Williams, me encanta. (Si os interesa el arte y el chamanismo creo que os puede resultar enriquecedor conocer este estudio.) A mí siempre me han llamado la atención las religiones, las corrientes filosóficas, las deidades, costumbres, ritos… en definitiva: la espiritualidad del ser humano. Cuando descubrí el chamanismo me quedé prendada y quise (y quiero) saber más sobre ello. Desde el Bön y sus similitudes con el chamanismo, el trabajo con los estados alterados de conciencia, el animismo… y creo que es el germen, el origen de las religiones. Y por tanto, me decanté por llamar así este proyecto.

 

Y hasta aquí un breve post sobre la historia de este blog, espero que lo hayas disfrutado y te haya inspirado en algo. ¡Un abrazo y feliz día!

You may also like

Shamanrites usa cookies propias y de análisis (100% anónimas). Puedes obtener más información el Política de cookies. ACEPTAR
Aviso de cookies