Cine de animación inspirado en el mundo celta

La animación es un arte que aúna ilustración y cine, permitiendo de más personalización y carácter a los elementos gráficos. He seleccionado para hoy tres películas del cine de animación con claras influencias en arte y folclore celta: El secreto de kells, una de mis películas favoritas sin duda. Ya os hablé brevemente de ella en el artículo dedicado al Libro de Kells, obra maestra del arte Insular. También vamos a descubrir Brave y La canción del mar. Si no las conocíais, os invito a descubrirlas. Preparad palomitas y a disfrutar de una tarde de domingo con cine animado 😉

El secreto de Kells: folklore irlandés ilustrado como nunca

Se trata de una película de animación 2D de coproducción irlandesa-francesa-belga- realizada por la empresa de animación irlandesa Cartoon Salon, dirigida por Tomm Moore y Nora Twomey, estrenada el 8 de febrero de 2009 en el Festival Internacional de Cine de Berlín. El 2 de febrero de 2010, fue nominada a los Premios Óscar dentro de la categoría de mejor película de animación del año 2009.

Relata la historia de Brendan, un aprendiz de monje de12 años que vive en la abadía irlandesa de Kells, gobernada por su tío, el abad Cellach. Es el siglo IX, y están construyendo una muralla alrededor del monasterio por temor a los peligros exteriores, personificados en el pagano Crom Cruach, que siembra el terror en la zona con los ataques de sus hombres. La llegada al lugar del hermano Aldan, que custodia el legendario libro de Iona, estimula la imaginación de Brendan y su deseo de conocer el bosque, fuera del monasterio, donde acaba trabando amistad con Aisling, un femenino espíritu del bosque.

 

Es una original película de animación que logró ser nominada al Oscar, toda una hazaña ante la fuerte competencia de Disney, Pixar, DreamWorks, Ghibli y Blue Sky. De hecho, se trata del primer film de dibujos de Cartoon Saloon, compañía cofundada por el codirector Tomm Moore.

El argumento

La trama es muy clásica y arquetípica, la del chico que ha vivido sobreprotegido toda su vida, y que tiene deseos de conocer el mundo. Lo novedoso es el marco de la historia, el folclore irlandés donde no faltan las hadas, junto a detalles históricos de los monasterios medievales y el famoso y precioso libro de Iona, confeccionado en honor a San Columbo. Y sobre todo, el diseño visual, muy original, inspirado en los libros miniados, lleno de colorido, con un inteligente uso de la bidimensionalidad.

Estética visual

Hay pasajes especialmente logrados, singularmente el despiadado ataque de los vikingos, elíptico en la violencia, y con momentos muy poéticos; el hecho de que tiene lugar en invierno, da pie a imágenes que se dirían inspiradas en “Paisaje de invierno con patinadores” de Pieter Brueghel el Viejo. La hermosa partitura de Bruno Coulais da más belleza aún al conjunto. (También compuso la BSO de “La canción del Mar”).

No hay pretensión de realismo en los fondos, menos todavía en las escenas de sueños, sino que de alguna forma se sugieren mundos oníricos, de un modo imaginativo, no en balde, la llamada a no ahogar la imaginación es uno de los temas importantes de esta atractiva película. Otra cuestión principal en la historia es el miedo como sentimiento paralizante, capaz de dar al traste con los acciones positivas a que está llamado todo ser humano.

El libro de Kells fue probablemente hecho en un monasterio de la Isla de Iona, Escocia, para honrar a San Columbo en el siglo VIII. Después de una invasión vikinga, el libro fue trasladado a Kells, Irlanda, en algún momento del siglo IX. Fue robado en siglo XI y abandonado en una zanja, sin cubierta. Ésta, al parecer, estaba hecha de oro y piedras preciosas y nunca fue encontrada. Exceptuando el daño normal del agua, el libro se conserva en excelente estado. En 1541 a la altura de la Reforma Inglesa, el libro fue custodiado por la Iglesia católica.En el siglo XVII fue devuelto a Irlanda, donde el Arzobispo James Ussher la entregó al Trinity College, donde se conserva hasta hoy.

El Libro de Kells fue escrito en velo de piel de becerro, lo que llevaba mucho tiempo de preparación, pero constituía una superficie excelente y lisa para la escritura. 680 páginas se mantienen hoy en perfecto estado, de los cuales solamente dos, carecen de ornamento artístico. Algunas de las páginas tienen principalmente dibujos y poco texto. Casi 10 colores diferentes fueron utilizados en las ilustraciones, algunos de ellos especiales y costosos que tenían que ser importados. El trabajo es tan fino que algunos detalles solamente pueden ser vistos con lupa.

 

La canción del mar

Cada fotograma de La canción del mar es una obra de arte y cuando se mueven se hace la magia, permitiéndonos disfrutar de una joya de la animación que nos transmite el asombro de las grandes historias, como las leyendas célticas en las que se ha inspirado su director, Tomm Moore. 

Tom Moore y su productora Cartoon Saloon se dieron a conocer en 2009 con la estupenda película El secreto del libro de Kells, que contaba la historia de unos monjes del siglo XI guardianes de unos preciados libros de miniaturas, y que también fue finalista a los Oscar.

Cinco años después ha vuelto a sorprendernos con esta historia, que también se basa en el folklore irlandés y que narra el viaje de iniciación de dos hermanos (Ben y Saoirse) que descubren que la pequeña de ellos es un “selkie”, el último bebé foca, y ella es la única que puede liberar a las criaturas mágicas, convertidas en piedra por la malvada Bruja de los Buhos.

“Según el folclore islandés, irlandés, feroés y escocés -nos cuenta el director- los selkies eran seres mitológicos con apariencia de foca que tenían el poder de transformarse en hombres y mujeres de belleza inigualable. Eran focas en el mar y hombres en tierra“.

.

 

“Casi todas las historias de selkies -continúa el director- están protagonizadas por una de esas criaturas y un pescador, pero nosotros hemos preferido que fuesen niños, porque eso nos permitía crear una historia de aprendizaje, de maduración. Y hablar a los niños de temas como la muerte  o la pérdida. Siempre que leía historias sobre el mar existe esa posibilidad de que te arrebate la vida en un segundo. Y hay que aprender a aceptar esa pérdida”.

Otras criaturas mitológicas y la naturaleza

En la película aparecen otras criaturas del folclore irlandés como la mencionada Bruja de los Buhos. “Es un personaje basado en la diosa de la guerra irlandesa, pero a la vez es la contrapartida de la abuela de los niños protagonistas -asegura Tomm-. En toda la película presentamos esa dualidad porque el padre de los niños también es la contrapartida humana del Dios del Mar, que protagoniza una historia muy triste”.

“También hay mucha relación entre los paisajes y las historias -continúa el director-. Pienso que hay algo casi sagrado en los paisajes, algo mágico. y hemos intentado plasmarlo en la película, porque creo que todos los paisajes tiene su propia historia, su significado”.

Moore confiesa que su obsesión con la mitología nace de su creencia de que: “Defiende valores que corremos el peligro de olvidar, como el respeto a la naturaleza o el medio ambiente” (todos ellos muy presentes en la película).

Ese amor a la naturaleza se ve en los espectaculares paisajes, como el del faro. “Esta basado en paisajes reales -confiesa Moore-. Lo curioso, es que el faro está en el sur de Irlanda y el paisaje en el norte. Así que hay gente que reconocerá alguna de las dos cosas pero nunca juntas”.

El director también nos confiesa que animar el mar fue muy complicado: “Ha sido lo más difícil y no sé si hemos llegado a conseguir lo que pretendíamos. Reproducir el movimiento de las olas es casi imposible. Al final dimos con una técnica que consistía en animar unas veinte olas y con el ordenador las reproducíamos y hasta llegamos a crear una gran tormenta”

“Los grabados son un murmullo de nuestros antepasados”

Fruto de esa obsesión es la proliferación de símbolos celtas en la película, algo que ya estaba presente en El secreto del libro de Kells. El director incluso se ha tatuado varios por todo su cuerpo. “Esos grabados en las piedras, que nosotros no entendemos, son el último murmullo de nuestros antepasados, que vivieron en la prehistoria. Cuando los estudiamos para incluirlos en la película, nuestro director artístico se dió cuenta de lo mucho que se parecían a algunas manifestaciones del arte moderno”.

Entre esos símbolos predomina el círculo, que está presente en casi todos los fotogramas de la película: “El círculo nos recordó al seno materno, y como los niños buscan a su madre, nos pareció ideal como símbolo de la historia.Y además, estudiando ruinas irlandesas nos dimos cuenta de que adoraban la maternidad y el seno materno como puerta de entrada a la vida”.

Tomm Moore tampoco oculta su fascinación por el cine de animación japonés. “Los maestros japoneses como Miyazaki o Takahata son una gran influencia en la película y en todo mi trabajo. Me fascina la facilidad que tienen para coger una historia muy local y hacerla universal, consiguiendo que se entienda en todo el mundo. Yo intento hacer lo mismo con las historias irlandesas”.

“En este caso concreto Mi vecino Totoro (Miyazaki) ha sido una gran inspiración. Y confieso que me siento muy orgulloso de haber competido por el Oscar a Mejor Película de Animación con The tale of Princess Kaguya, de Takahata, al que admiro”.

Pero las otras tres películas nominadas este año eran de animación 3D generadas por ordenador, una técnica que parecía destinada a acabar con la animación tradicional. “No creo que eso pase nunca -asegura Tomm-. o al menos lo espero. Pienso que seguirán coexistiendo esas películas más comerciales con otras que exploren las posibilidades artísticas de la animación, que es a lo que yo aspiro”.

Tomm bromea asegurando que “Espero no tardar otros cinco años en hacer mi tercera película. Será una historia sobre lobos y gente que cuando duerme se convierte en lobo y estará ambientada en el año 1645. Mi intención es seguir experimentando y poder comunicar cosas simplemente con los dibujos e incluso con las líneas. creo que los dibujos pueden mostrar felicidad, ser agresivos… y estoy experimentando con eso”.

Brave

Brave, Indomable en España, es una película de animación 3D estadounidense producida por Walt Disney Pictures y Pixar Animation Studios estrenada en el año 2012.

En el año 2008, fue anunciada como The Bear and the Bow (El oso y el arco). Brave es el primer cuento de hadas de Pixar, con un tono un poco más maduro y oscuro que en las películas anteriores. Brenda Chapman asegura que es un cuento de hadas al estilo de Hans Christian Andersen y Los hermanos Grimm. A principios del 2006, el equipo comienzó sus viajes de investigación a Escocia para una ambientación de la Escocia Mítica más realista y cercana. Chapman fue anunciada como única y primer directora del proyecto, pero en octubre del 2010, fue sustituida por Mark Andrews, por desacuerdos creativos. Más tarde, Chapman asegura que “su visión o su propósito se cumplió”, tal como ella lo quería, y que se encuentra muy orgullosa de la misma.

 

 

En cuanto a la caracterización, el equipo de Pixar, tardó más de 3 años en lograr los rebeldes rizos que caracterizan a Mérida, existió tal desesperación con esta situación, que Pixar meditó cambiar el cabello de la protagonista por un cabello lacio, ya que la caída que tenían los rizos de esta no era la esperada. Después de discutirlo, los creadores estaban de acuerdo en que, al cambiar esta parte, con ella, cambiaría la personalidad de Mérida, así que decidieron seguir trabajando hasta poder lograrlo. El cuerpo de Mérida no fue el típico de princesa, bien proporcionado y estilizado. Pixar quiso mostrar en ella un cuerpo atlético, con piernas y brazos fuertes, sin mucha grasa en el área del pecho.

 

 

La banda sonora de la película estuvo a cargo de Patrick Doyle, para el buen desarrollo y ambientación al estilo escocés. Para ello, Doyle uso gaitas, un violín solista, arpas, flautas celtas y bodhrán. Doyle le dio estilos escoceses contemporáneos. Además de la música de Patrick Doyle, El film cuenta con 3 canciones originales, “Touch the sky” (Música de Alex Mandel, letras de Mark Andrews y Mandel), “Into the Open Air” (Música y letras de Alex Mandel), éstas interpretadas por Julie Fowlis en la versión en inglés. Mumford & Sons, para la versión en inglés, contribuyó para “Learn Me Right” junto a Birdy para la banda sonora original.

 

Fuentes:

El secreto de Kells

La canción del mar

Brave

 

 

 

You may also like

Leave a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web usa cookies propias que tienen una finalidad funcional y cookies de terceros (tipo analytics) que permiten conocer sus hábitos de navegación para darle mejores servicios de información. Para continuar navegando, es importante que acepte su uso. Puedes cambiar la configuración, desactivarlas u obtener más información. Política de cookies. ACEPTAR
Aviso de cookies